lunes 15 de julio de 2024 - Edición Nº2049

Regional | 11 jul 2024

Energía

YPF confirmó la realización del segundo tramo del oleoducto que llevará el GNL a las costas de Río Negro

El CEO de YPF, Horacio Marin, confirmó que ya esta en marcha la licitación y luego su contrucción para transportar el gas a Punta Colorada para su exportación.


El proyecto comprende la construcción de un oleoducto y el puerto de exportación con salida desde Río Negro, que permitirá un transporte fluido para Vaca Muerta. Tal es así que el presidente y CEO de la petrolera de mayoría estatal YPF, Horacio Marín destacó el proyecto de exportación de petróleo de Vaca Muerta como una decisión necesaria para tratar el cuello de botella de la capacidad de transporte. El primer tramo, que ya está en construcción, parte del yacimiento Loma Campana, en Vaca Muerta y conecta con la estación de bombeo de Allen, en Río Negro. Desde allí se construirá el segundo tramo, que irá hasta Chelforó y luego a Punta Colorada.

 

Por su parte, el CEO de YPF, dijo al repecto que "ya tenemos en la calle la licitación para el tramo 2 del proyecto, que rompe el cuello de botella de transporte en Argentina. Para fines de agosto ya estará la licitación. Los tubulares también los licitamos y en cuanto al puerto y los tanques de almacenamiento, estamos haciendo el project design (diseño del proyecto), que va a salir rapidamente".

 

A su vez también, Indicó que dos empresas norteamericanas ya expresaron interés en la terminal portuaria, que se ubicará en las costas de la provincia. "Una de ellas es Energy Transfer. Hasta el 31 de diciembre estamos negociando con ellos. Nuestra idea, si deciden invertir en Argentina, sería sumarla con el 50% del capital accionario", indicó Marín.

 

La empresa de transporte de hidrocarburos de Estados Unidos es un potencial inversor no solo en el proyecto Vaca Muerta Oil Sur: "es una de las compañías que podrían desarrollar e invertir para las tres cañerías del LNG (gas natural licuado), pero para eso falta un poco más", señaló.

 

La terminal de exportación podrá almacenar hasta un millón de metros cúbicos, por lo que las proyecciones de la empresa apuntan a porner lo antes posible en operación las maquinarias para el movimiento de suelo en noviembre de este año. El ducto tendrá capacidad final de unos 60.000 metros cúbicos, que rondan los 360.000 barriles diarios. 

 

Por otro lado, es el mercado asiático quien se posiciona como un potencial destinatario por el crecimiento de la industria petroquímica. Su industria requiere el ingreso de buques de cierta escala, por lo que el objetivo es tener las capacidades en el puerto para responder a estos parámetros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias