miércoles 12 de junio de 2024 - Edición Nº2016

Nacional | 31 may 2024

Política

Luego de la mentira, ahora el Gobierno sale a repartir las toneladas de alimentos que tenia guardado

Algo muy cruel en la Argentina y en cualquier parte del mundo, es que se juegue con la comida y el hambre de la gente. Algo impensado en tiempos de hoy, sucedió en la Argentina donde la Administración de Javier Milei pretendía no repartir los alimentos en comedores e iglesias.


Unas 5 millones de toneladas de alimentos es lo que tenia guradado el Gobierno Nacional en hangares, donde muchos de ellos se estaban por vencer. Por una cuestión meramente caprichosa e idiologica pretendían no repartirlos y hasta apelaron a una orden judicial federal que dictaminó en repartirlos y hasta el propio vocero presidencial, Manuel Adorni, decía que eso iba a ser utilizado para catastrofes. Todo un bochorno

 

Luego también, hubo mentiras de parte del actual Jefe de Gabinete, Guillermo Francos, cuando en enero dijo que el Gobierno anterior no había dejado nada de alimentos y esa mentira fue rebatida por la ministra de Capital Humano, Sandra Petovello, quien expresó en reiteradas ocasiones que esos alimentos que se estaban por vencer eran de la gestión anterior.

 

Tal es así, que luego de tantas idas y vueltas, mentiras que facilmente fueron rebatidas, la "gestión" del Presidente finalmente no pudo con la presión y anunció que en conjunto con el Ejercito iban a repartír los alimentos a los comedores, iglesias, fundaciones, entre otras entidades caritativas que alimentan día a día a millones de personas que se encuentran bajo la linea de la pobreza e indigencia. 

 

La conclusión de todo esto, es que el Gobierno ya no tiene más margen para mentirnos a todos los argentinos, este jueves por la noche  comunicó en redes sociales como comunemente suele hacer, que esos 5 millones de toneladas de alimentos serán repartidos. Distintas facciones políticas, el periodismo, la Justicia, organizaciones sociales e iglesias realizaron distintos focos de protestas en Casa Rosada, Olivos, el Congreso y hasta en el Ministerio de Capital Humano, hasta que finalmente cedieron. 

 

De esta manera, una vez más el Gobierno se carga contra todas las instituciones y organizaciones que luchan por los sectores más vulnerables, donde los funcionarios de Javier Milei y hasta a él mismo no le importa absolutamente nada, sino Milei no diría en los Estados Unidos que la gente no tiene hambre y si eso pasa se morirían y así alguién lo resolvería. Parece que no sabe eso lo resuelve un Gobierno que tiene el poder para realizar políticas públicas y que eso no provoque el hambre en millones de personas. Otra entidad eso no lo puede hacer, porque no tiene los recursos y los mecanismos generales para poder brindar una solución al problema. 

 

En estos tiempos de locura total, donde vemos funcionarios nacionales que viven en su propia burbuja, creyendo que lo que hacen esta todo bien y que se juntan en un cafe de la Capital Federal, como sino tuvieran mucho trabajo que realizar, nos encontramos en la desidia. La pobreza aumenta, miillones de familias no tienen para comer, el desempleo crece, el consumo hace quebrar a cientos de medianas empresas y así miles de comercios cierran sus puertas.

 

Volvemos a encontrarnos en un país donde el Estado no sirve y avanza atacando a los sectores más pobres, aquellos que lo votaron y contra la clase media que también dio su voto de confianza hacia Javier Milei. 

 

Ya estamos en camino a los casi 6 meses de gestión del Gobierno libertario y aún no se vio ninguna política acertiva para el crecimiento del país. La caída del consumo es niveles casi nunca vistos, aumenta el desempleo, así la pobreza y ya hay mucho hambre en la Argentina. Esta burbuja social esta a punto de explotar y es una bomba de tiempo sino el Gobierno de Milei no tuerce el rumbo hacia donde se dirige. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias