sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Regional | 22 mar 2024

Recesión: de diciembre a enero se concretó un baja del consumo de lácteos del 16,5%

Los primeros datos del impacto de las medidas de ajuste de la administración a cargo de Javier Milei en el campo de la venta de productos lácteos se empiezan a vislumbrar y preocupan en la industria los actuales periodos.


Acorriente de lo que sucede el amplio espectro de consumo minorista en todo el territorio nacional, la caída acumulada del consumo de lácteos de diciembre de 2023 a enero de 2024 fue del 16,5% contra el mismo período del año anterior, según indicó la Dirección Nacional de Lechería.

 

Las bajas del consumo interno y de los precios internacionales de la leche en polvo, segmento al que se deriva una parte de la producción, plantean un difícil escenario para el precio de la leche cruda, advirtieron desde el sector.

 

En el plano internacional, durante los últimos dos meses el precio de la leche en polvo acumula una caída del 5 por ciento de acuerdo con el Global Dairy Trade que junto con un tipo de cambio exportador de 80-20 (80 por ciento al MULC y 20 por ciento a CCL), "hace prever en el sector lácteo que habrá un freno a los aumentos de precio que vienen recibiendo los productores lecheros", precisaron fuentes consultadas.

 

Desde el sector alertaron por una pronunciada baja en los niveles de consumo que, avizoraron, "no resistiría nuevos aumentos de precios".  Por su parte, la consultora Scentia que mide el canal supermercados y autoservicios, donde la caída ha sido menor que el canal tradicional, solo tomando las categorías de desayuno y merienda del canal supermercados, señalaron que la baja interanual fue en febrero del 9,6 por ciento.

 

Esta tendencia bajista aseguran se viene profundizando mes a mes y pronostican que marzo va a ser peor, una señal de alerta dado que entre el 75 y 80 por ciento de la producción lechera del país se destina al consumo interno. Desde el sector advierten que en los últimos meses los productores han sufrido fuertes cimbronazos en su productividad y rentabilidad.

 

Las consecuencias de una prolongada sequía, juntamente con un aumento desmedido en los costos de alimentación de sus rodeos, producto de las devaluaciones selectivas del Gobierno anterior con los distintos dólar soja y precios rezagados por los controles de precios impuestos desde derivaron en una caída de la producción de la temporada verano–otoño 2023/24 de un 18 por ciento a nivel nacional.

 

A favor destacaron la eliminación de controles de precios, una fuerte devaluación del peso y un clima más benigno para la lechería. Por su parte, los productores de leche han recibido en los últimos meses aumentos en el precio de la leche cruda de acuerdo al SIGLEA (Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina) del 94,4 por ciento, acumulado entre los meses de diciembre a febrero, reparando en gran medida el impacto económico adverso.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias