sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Regional | 22 mar 2024

Villarruel concedió una entrevista y se desmarcó de las medidas del gobierno

En una llamativa diferenciación, la vicepresidenta se mostró disconforme con muchas medidas de la actual gestión.


La actual vicepresidenta, Victoria Villarruel, concedió una larga entrevista anoche en TN, en donde la defensora de condenados por delitos de Lesa Humanidad buscó diferenciarse de Javier Milei, incluso llamándolo socarronamente "Pobre Jamoncito".

 

Durante su intervención paseó por un basto temario, en el que destacó además, su visión sobre la jornada de memoria, verdad y justicia: “Hay un morbo con la fecha del 24 de marzo”, dijo e inmediatamente criticó a “toda la izquierda” por repetir el homenaje al que llamó “festejo” de cada año: “Si quieren festejar el golpe que lo hagan, yo no lo festejo”, arremetió. También reiteró su latiguillo de "memoria para todos".

 

También se refirió al ataque a la militante de H.I.J.O.S (ver aparte) y ahí no se diferenció de Milei: lo puso en duda. "Eso lo tiene que investigar la Justicia", dijo, pero añadió que "estuvieron varios años hablando sobre Santiago Maldonado y Julio López y estaban ellos en el poder. Nunca llegaron a la verdad. O cuando se supo, como la verdad de Santiago Maldonado, no les gustó. Hay que cortarla con el relato que hace la izquierda".

 

Luego, tomó distancia del Presidente respecto del rol de las Fuerzas Armadas, a las que Milei, a través de los ministerio de Seguridad y Defensa, pretende involucrar en el combate del narcotráfico en Rosario, iniciativa con la que se mostró taxativamente en desacuerdo, sobre todo por lo que considera que terminarán siendo las consecuencias para los propios militares.

 

"La función de las Fuerzas Armadas no es combatir a civiles, creo que había quedado claro con el tema de los 70. El narco es un civil para el derecho. En los 70 se combatió el terrorismo, y los que lo combatieron están presos", dijo.

 

Ante la consulta del entrevistador, defendió el aumento de sueldo de los senadores, que ella había resuelto y que el Presidente ordenó revertir en medio de un show mediático. "Los legisladores tienen que ser retribuidos en forma digna. Para mí tienen que ganar bien, y no ganan bien. Un senador gana menos de 2 millones. Tampoco me parece bien lo que ganan los jubilados, no hay que seguir equiparando todo hacia abajo", expresó Villarruel. Y agregó: "A los senadores le delegamos nuestra vida porque promulgan leyes sobre la propiedad y la vida, después hablamos si lo hacen bien, mal o poco. Si les pagás poco van a ser susceptibles a la corrupción".

 

Otra fuerte diferencia con el Presidente que expuso fue sobre la convocatoria a la sesión del Senado que trató, y rechazó, el DNU 70. “Estaba en juego la institucionalidad. Yo no puedo hacer lo que quiera, esto tiene que funcionar, se tienen que debatir las leyes. Yo soy un árbitro. El DNU ya tenía varios pedidos de muchos senadores para que se tratara. Puedo buscar el momento, pero no estar eternamente deteniéndolo”, dijo, respecto de la intención presidencial. "Esto no es un reinado", tomó aún más distancia con el estilo de Milei, "existen las leyes y hay que respetarlas para evitar un daño mayor".

 

Por último se refirió a la tensa relación con el císculo presidencial: Aseguró que se llevaba bien con la hermana del Presidente, cuyo nombre había ya surgido en la charla a la hora de hablar de las acusaciones de nepotismo contra una senadora de La Libertad Avanza, pero reconoció que las dos son mujeres "con caracter fuerte".

 

"Las dos queremos lo mejor para Javier", explicó para enseguida agregar que en algunas cosas "somos bastante parecidas". "Cuando se juntan dos del mismo polo, las cosas se recalientan y pueden explotar", dijo entonces con sonrisas el entrevistador. "Claro —completo Villarruel—. Y en el medio está Javier... ¡Pobre Jamoncito!

 

"¿Presidente?, No sé, no lo descarto", respondió cuando le preguntaron por sus aspiraciones. Poco después de asumir se había declarado "preparada para todo" en una entrevista con el Financial Times y las versiones sobre su apuro por llegar a ese puesto se multiplicaron por sus contactos con Mauricio Macri. Por las dudas, en el reportaje aclaró que quiere que Milei termine su mandato y, "si quiere renovar, que lo pueda hacer".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias