sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Nacional | 18 mar 2024

Sociedad

Crisis en la niñez: La pobreza infantil en Argentina podría alcanzar el 70%

El informe de UNICEF, muestra indicadores de que la pobreza monetaria total ha crecido 15 puntos porcentuales en comparación con el mismo trimestre del año anterior y la indigencia ha aumentado 21 puntos. La situación actual muestra un fuerte incremento de la pobreza e indigencia infantil, con estimaciones que podrían alcanzar máximos del 70% y 35%, respectivamente. Además, se ha reportado una reducción del 75% en el presupuesto nacional destinado a la población infantil.


Un informe reciente ha encendido las alarmas sobre la situación de la pobreza infantil en Argentina. Según el análisis, si el gobierno nacional continúa con su actual programa de ajuste fiscal y estanflación, la pobreza infantil podría escalar al 70% en el primer trimestre de gobierno. Este aumento marcaría una profundización de la pobreza extrema y desigualdades estructurales que ya han sido exacerbadas por los recortes implementados en los primeros cien días de mandato.

 

El informe, basado en datos de UNICEF, indica que la pobreza monetaria total ha crecido 15 puntos porcentuales en comparación con el mismo trimestre del año anterior, mientras que la indigencia ha aumentado en 21 puntos. Estos incrementos se producen en un contexto de severos recortes presupuestarios y una ejecución mínima de partidas públicas, afectando principalmente a las niñas y niños del país.

 

Con datos a febrero, la Asignación Universal por Hijo y la Tarjeta Alimentar representan solo el 40% de una Canasta Básica Alimentaria y el 20% de la Canasta Básica Total para una sola persona. Esto ocurre en medio de una desregulación de precios en alimentos, medicamentos, transporte y alquileres, establecida por el DNU 70/2023, que sigue vigente.

 

El país enfrenta un problema estructural de pobreza infantil que no ha logrado superar el umbral del 30% en los últimos 40 años. La situación actual muestra un fuerte incremento de la pobreza e indigencia infantil, con estimaciones que podrían alcanzar máximos del 70% y 35%, respectivamente. Además, se ha reportado una reducción del 75% en el presupuesto nacional destinado a la población infantil.

 

La pobreza monetaria afectaba al 57% de las niñas y niños a fines del 2023, lo que equivale a 7,1 millones. Situaciones más extremas se observan en hogares con menor nivel educativo, hogares monomarentales y barrios populares. La indigencia infantil, por su parte, aumentó al 14,3% en el primer semestre de 2023, llegando al 19,4% de la población infantil hacia finales de año.

 

Este panorama desolador es el resultado de décadas de políticas económicas enfocadas en la valorización financiera por sobre las actividades productivas, lo que ha llevado a estancamiento, contracción industrial, desinversión y salarios insuficientes, perpetuando así la pobreza y la indigencia.

 

Los expertos advierten que sin un cambio significativo en las políticas gubernamentales, la pobreza infantil no solo se mantendrá sino que se profundizará, afectando a generaciones futuras y haciéndola cada vez más difícil de revertir.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias