sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Nacional | 17 mar 2024

Sociedad

Inundaciones en CABA: una crisis agudizada por la falta de inversión en infraestructura

Los recortes presupuestarios y la falta de previsión han tenido consecuencias directas en la capacidad de la ciudad para manejar eventos climáticos extremos, dejando a sus ciudadanos en una situación vulnerable.


La Ciudad de Buenos Aires y varios municipios de la provincia han sido azotados por intensas lluvias, resultando en inundaciones devastadoras. La situación se ha visto exacerbada por la falta de infraestructura adecuada para manejar tales eventos, con informes señalando un recorte significativo en la inversión en obras pluviales.

 

La última semana en Buenos Aires ha estado marcada por dos eventos críticos: el debate del DNU en el Congreso y tormentas severas que han causado inundaciones extensas. El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) ha sido particularmente afectada, sufriendo cuatro días de lluvias incesantes que han impactado negativamente en la infraestructura de la ciudad, incluyendo calles, escuelas y autopistas.

 

Especialistas han calificado la magnitud de las tormentas y la cantidad de precipitación en tan corto tiempo como algo inusual. Sin embargo, también han destacado la falta de obras pluviales en la Ciudad de Buenos Aires como un factor que ha empeorado la situación. Tres informes han puesto de manifiesto que la carencia de infraestructura pluvial y los recortes presupuestarios en este sector han complicado la gestión de las aguas. Según un relevamiento presupuestario, la gestión porteña ha reducido la inversión en obras pluviales en $38 mil millones en los últimos ocho años.

 

Los municipios más afectados en la provincia incluyen Morón, Lanús, Avellaneda y La Matanza. A pesar de los esfuerzos de prevención y desagüe, las medidas no han sido suficientes. El Centro de Economía y Política Argentina (CEPA) ha revelado que los ajustes presupuestarios realizados por la gestión macrista son una de las principales causas de la falta de infraestructura necesaria. En solo cuatro años, se recortaron $100 mil millones del Espacio Público, con un ajuste real del 43% en el programa de Mejoramiento del Sistema Pluvial entre 2016 y 2022.

 

Juan Pablo Costa, coordinador del Observatorio de Economía Urbana del CEPA, señaló que la disminución de la inversión ha sido cercana a los 9400 millones de pesos a valores de 2023, con un acumulado de 38.000 millones de pesos que no se invirtieron en obras pluviales. Además, el programa Agua Potable y Alcantarillado sufrió un ajuste del 56%, y el Programa de Desarrollo de la Infraestructura de la Red Pluvial experimentó una caída del 73%.

 

El Plan de Obras Estructurales en Puentes de la Ciudad también vio recortes significativos, con una pérdida de inversión acumulada de 2800 millones de pesos. Costa concluye que el total invertido en obras pluviales entre 2016 y 2022 fue de casi 116.000 millones de pesos, en contraste con los 128.000 millones invertidos en veredas.

 

Las recientes inundaciones en Buenos Aires han resaltado la importancia crítica de la inversión en infraestructura pluvial. Los recortes presupuestarios y la falta de previsión han tenido consecuencias directas en la capacidad de la ciudad para manejar eventos climáticos extremos, dejando a sus ciudadanos en una situación vulnerable. Es imperativo que se tomen medidas para mejorar la infraestructura y prevenir futuras catástrofes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias