sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Nacional | 16 mar 2024

Política

El Peronismo se prepara para su congreso partidario en un clima de renovación y debate interno

El congreso del 22 de marzo se perfila como una gran oportunidad para que el peronismo defina su estrategia política de cara a lo que viene.


El peronismo se encuentra en un momento de efervescencia política, con la mirada puesta en el próximo congreso partidario que se llevará a cabo el 22 de marzo en el microestadio del club Ferro Carril Oeste. Este evento, que contará con la presencia de casi 900 congresales, promete ser un punto de inflexión para el futuro del partido.

 

La agenda del congreso incluye temas cruciales como la aceptación del pedido de licencia de Alberto Fernández a la presidencia del Partido Justicialista (PJ) y la convocatoria para la formación de una gran mesa de acción política. Sin embargo, el foco estará puesto en la elección del próximo líder del partido, una decisión que llega en un momento delicado y que podría definir el rumbo del peronismo en los próximos años.

 

Voces dentro del partido sugieren la posibilidad de una interna "como las de antes", evocando la histórica contienda entre Menem y Cafiero, con el objetivo de elegir a las nuevas autoridades partidarias. La propuesta busca incluir a todos los sectores del peronismo, incluso aquellos que no forman parte de la coalición Unión por la Patria.

 

La figura de Gildo Insfrán, gobernador de Formosa, emerge como un posible candidato a la presidencia del partido. Insfrán, conocido por su labor en congresos anteriores y su reciente acercamiento a figuras como Miguel Ángel Pichetto y Guillermo Moreno, es visto por muchos como el sucesor ideal para Fernández.

 

Sin embargo, no todos en el PJ comparten esta visión. Algunos miembros advierten que una convocatoria tan amplia podría amenazar la unidad del espacio y consideran que no es el momento adecuado para este tipo de discusiones internas. En cambio, creen que la atención debería centrarse en las políticas de Javier Milei y su impacto en las clases medias y bajas.

 

Por su parte, el expresidente Fernández ha expresado su preocupación por la posibilidad de que una interna en este momento pueda desencadenar conflictos internos, sugiriendo que podría ser más prudente posponer el debate.

 

En medio de estas tensiones, el espacio kirchnerista aboga por un PJ ordenado, dinámico y representativo, especialmente ahora que se encuentran en la oposición. Reconocen la necesidad de integrar a aquellos sectores que se han distanciado del partido, en un esfuerzo por reconstruir una voz autorizada y unificada para el peronismo.

 

El congreso del 22 de marzo se perfila como una oportunidad para que el peronismo defina su identidad y estrategia política de cara a los desafíos futuros, con la esperanza de mantenerse como una fuerza relevante en el panorama político argentino.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias