sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Nacional | 15 mar 2024

Sociedad

Represión en la protesta en defensa del cine nacional

En una protesta pacífica por parte del colectivo de Unidxs por la Cultura y ATE, frente al histórico cine Gaumont, la policía de la Ciudad comenzó a reprimir sin ningún justificativo y con total impunidad, concedida y respaldada por el Jefe de Gobierno Jorge Macri


La tarde del miércoles se vio marcada por la violencia cuando la Policía de la Ciudad dispersó con gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes que se habían congregado frente al histórico cine Gaumont. La protesta, convocada por Unidxs por la Cultura y ATE, tenía como objetivo repudiar las políticas implementadas por el nuevo presidente del INCAA, Carlos Pirovano, designado por Javier Milei.

 

Alrededor de las 18:30, mientras se llevaba a cabo una conferencia de prensa, las fuerzas de seguridad avanzaron no solo contra los manifestantes sino también contra los trabajadores de prensa y reporteros gráficos presentes en el lugar. Este incidente se suma a las crecientes tensiones en el sector cultural, en medio del conflicto por el cierre de la agencia de noticias Télam y lo que muchos describen como un ataque a la libertad de informar.

 

La comunidad artística, junto a estudiantes y trabajadores, se unió en un llamado a la acción para detener lo que consideran el desmantelamiento del Instituto Nacional del Cine. Bajo la nueva administración, se han reportado más de 200 despidos y recortes significativos en áreas clave que amenazan la continuidad de programas y el apoyo a la producción cinematográfica nacional, incluyendo eventos de la talla del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

 

El actor Leo Sbaraglia expresó su consternación tras los hechos: "Estamos todos muy impactados. Es como si se estuviera construyendo y acumulando un clima de terror. Pero vamos a seguir defendiendo lo que creemos que debemos defender". Sbaraglia destacó la importancia del Gaumont como un espacio de resistencia cultural frente a las dinámicas del mercado, y un defensor del cine argentino.

 

Con lemas como "La cultura se moviliza" y "El cine no se vende", las protestas no solo se hicieron sentir en la capital sino que también encontraron eco en ciudades como San Salvador de Jujuy, Bariloche y Rosario.

 

El pasado lunes 11 de marzo, el gobierno de Milei oficializó el desmantelamiento del INCAA a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial, que incluye la suspensión de fondos y aportes económicos, la no renovación de contratos y recortes en horas extras y otros gastos operativos. A principios de marzo, ya se había procedido al despido de 170 empleados, y se anunció la venta del cine Gaumont y el cierre de las plataformas Cine.ar y Cine.ar Play.

 

La situación actual plantea un futuro incierto para el cine nacional y para aquellos que luchan por preservar la identidad cultural de Argentina frente a las políticas de austeridad y privatización.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias