sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Internacional | 5 mar 2024

Países sudamericanos apoyan a Argentina en el litigio por YPF

Los países sudamericanos, argumentaron que el fallo de primera instancia, que declara ilegal la expropiación de YPF, viola el principio de soberanía y la inmunidad de los Estados. También cuestionaron la jurisdicción del tribunal estadounidense para intervenir en un asunto doméstico, ya que YPF es una empresa argentina regida por estatutos y leyes locales.


Brasil, Chile, Uruguay y Ecuador se sumaron a la defensa de Argentina en el juicio que enfrenta por la expropiación de la petrolera YPF en 2012, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Los cuatro países se presentaron como "amicus curiae" (amigos del tribunal) en la Corte de Apelaciones de Manhattan, en Estados Unidos, para que la Argentina no sea condenada a pagar US$16.000 millones a los accionistas de la empresa.

 

Los países sudamericanos argumentaron que el fallo de primera instancia de la jueza Loretta Preska, que declaró ilegal la expropiación de YPF, viola el principio de soberanía y la inmunidad de los Estados, y que podría tener graves consecuencias económicas y políticas para la región. Además, cuestionaron la jurisdicción del tribunal estadounidense para intervenir en un asunto doméstico, ya que YPF es una empresa argentina, regida por estatutos y leyes locales.

 

"Las naciones soberanas tienen interés en este caso porque el fallo del Tribunal de Distrito, si se permite que se mantenga, interferirá con las expectativas futuras del país", señala un fragmento del escrito presentado por los países sudamericanos, según publicó el diario Financial Times.

 

En ese sentido, consideraron que el fallo de Preska "amenaza con perturbar las relaciones comerciales con otros países soberanos, y sus residentes corporativos y Estados Unidos".

 

Preska, en su fallo, explicó que YPF cotiza en Wall Street y que las empresas accionistas fueron las que hicieron la demanda por verse perjudicadas tras la expropiación. La principal demandante es Burford Capital, una firma de financiamiento de litigios que compró los derechos de reclamo de la española Repsol, que tenía el 51% de las acciones de YPF antes de la expropiación.

 

Burford Capital, que busca cobrar una indemnización de hasta US$16.000 millones, presentó ante el juzgado un escrito de 122 páginas con el objetivo de identificar bienes del Estado argentino potencialmente embargables. El petitorio fue enviado a la jueza Preska, debido a las trabas impuestas por Argentina sobre la averiguación de información por parte de las empresas ganadoras del fallo.

 

Es así como las compañías demandantes solicitaron información sobre una lista de posibles bienes embargables, en lo que podría ser un proceso judicial largo y con poca predisposición por parte del Estado argentino.

 

Por otro lado, en la corte de Estados Unidos también hicieron sus presentaciones algunas provincias productoras de hidrocarburos como Neuquén, Río Negro, Chubut, Mendoza, Jujuy, Formosa, Mendoza, Salta, Santa Cruz, La Pampa y Tierra del Fuego; el Colegio Público de abogados de CABA y ex jueces argentinos. Estos actores expresaron su apoyo a la posición de Argentina y su rechazo al fallo de Preska.

 

El caso de YPF es uno de los más complejos que enfrenta Argentina en el ámbito internacional, y podría tener un impacto significativo en sus finanzas públicas y en su capacidad de endeudamiento.

 

La Corte de Apelaciones de Manhattan deberá resolver si confirma o revoca el fallo de Preska, y si acepta o rechaza los argumentos de los "amicus curiae". Se espera que la decisión se conozca en los próximos meses.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias