domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Internacional | 13 feb 2024

Israel expropia las oficinas de la ONU en Jerusalén

El Gobierno de Israel ha ordenado la expropiación de los terrenos que albergan las oficinas de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (Unrwa) en Jerusalén Este.


El Gobierno de Israel ha ordenado la expropiación de los terrenos que albergan las oficinas de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (Unrwa) en Jerusalén Este, así como la prohibición de entrada al país de la relatora especial de la ONU sobre los territorios palestinos, Francesca Albanese, por considerar sus declaraciones sobre el ataque a Gaza del 7 de octubre como "antisemitas".

 

La decisión del ministro de Vivienda israelí, Yitzhak Goldknopf, se produce en medio de una escalada de tensión entre Israel y la Unrwa, a la que acusa de colaborar con el movimiento islamista Hamas, responsable de la ofensiva que causó casi 1.200 muertos y 240 rehenes en territorio israelí, y que desencadenó una respuesta militar de Israel que ha dejado más de 28.300 víctimas mortales en la Franja de Gaza.

 

Según el diario The Times of Israel, Goldknopf envió una carta al director general de la Autoridad de Tierras de Israel (ILA), Yaakov Quint, en la que le instó a poner fin "inmediatamente" a todos los acuerdos entre la ILA y la Unrwa, y a desalojar a la agencia de todos los terrenos arrendados al Estado. La medida afectaría a las oficinas de la Unrwa en Maalot Dafna y en Kafr Aqab, situadas en Jerusalén Este, una zona anexada por Israel desde 1967 y que forma parte de los territorios palestinos según el Derecho Internacional.

 

"La Unrwa ha actuado al servicio de Hamas e incluso participó en la brutal masacre del 7 de octubre. Mi intención es poner un fin a esto y echarles de Israel", afirmó Goldknopf, que también anunció la prohibición de entrada al país de la relatora especial de la ONU sobre los territorios palestinos, Francesca Albanese, por sus comentarios sobre el ataque a Gaza.

 

Albanese criticó la semana pasada las declaraciones del presidente francés, Emmanuel Macron, que calificó el asalto de Hamas como "la mayor masacre antisemita de nuestro siglo". "No, señor Macron. Las víctimas del 7/10 no fueron asesinadas por su judaísmo, sino como reacción a la opresión de Israel. Francia y la comunidad internacional no hicieron nada para impedirlo", escribió en Twitter.

 

La Unrwa, que presta asistencia a unos cinco millones de refugiados palestinos en Oriente Medio, ha negado cualquier vínculo con Hamas y ha anunciado una investigación interna sobre las acusaciones de que algunos de sus empleados colaboraron con el grupo islamista en los ataques a Israel.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias