domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Nacional | 13 feb 2024

Sociedad

Jubilados y pensionados, los más perjudicados por el ajuste fiscal

La jubilación mínima por el piso, a niveles de 2002 según un informe de IDESA, algo totalmente bochornoso.


El gobierno nacional logró en enero un superávit financiero de 0,2 por ciento del PBI, el primero desde 2017. Sin embargo, este resultado se obtuvo a costa de una fuerte caída en el poder adquisitivo de los jubilados y pensionados, que sufrieron una pérdida real de 32,5 por ciento interanual en sus haberes. De no haber una recomposición extra, como un bono, en febrero la jubilación mínima habrá retrocedido a niveles de 2002, según un informe de IDESA.

 

El ajuste fiscal no se aplicó a la casta política, que mantuvo sus privilegios y beneficios, sino que recayó sobre los sectores más vulnerables de la sociedad, como los asalariados y los jubilados. Estos últimos fueron los que más contribuyeron al equilibrio de las cuentas públicas, ya que representaron el 40 por ciento del recorte del gasto primario en enero.

 

La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) reveló que los gastos totales de la Administración Nacional se redujeron 11,9 por ciento real en el primer mes del año, mientras que los ingresos totales se contrajeron 1,3 por ciento real. Dentro de los gastos, las jubilaciones y pensiones cayeron 32,5 por ciento real, los programas sociales 59,6 por ciento real y los gastos en personal 18 por ciento real. En cambio, los intereses de la deuda aumentaron 8,4 por ciento real.

 

La caída en los ingresos se debió principalmente a la baja de los recursos provenientes de la Seguridad Social (-26,5 por ciento real) y del Impuesto a las Ganancias (-40,3 por ciento real), que no pudieron ser compensados por las subas en el Impuesto PAIS (411,6 por ciento real) y en los Derechos de Exportación (88,5 por ciento real).

 

El informe de IDESA alertó que la jubilación mínima en Argentina alcanzaría en febrero un valor real inferior al registrado durante la crisis económica de 2002, cuando se produjo el mayor colapso social y político de la historia reciente del país. Según el estudio, la jubilación mínima pasó de representar el 41 por ciento del salario promedio en 2015 a solo el 28 por ciento en 2020. Además, el 70 por ciento de los jubilados cobra la mínima o menos.

 

El ajuste fiscal no solo afecta a los jubilados y pensionados, sino también a la economía en general, ya que reduce el consumo y la demanda agregada. Según IDESA, el gobierno debería buscar otras alternativas para mejorar las cuentas públicas, como reducir el gasto político, eliminar las exenciones impositivas injustificadas, combatir la evasión y la elusión fiscal, y renegociar la deuda externa en condiciones favorables.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias