domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Nacional | 8 feb 2024

Sociedad

Jubilados en alerta: el ajuste previsional podría ser mayor al anunciado por el Gobierno

Según distintas consultoras, el recorte en el gasto previsional podría ser mayor al estimado por el ministro de Economía, Luis Caputo, quien anticipó que sería del 0,8% del Producto Bruto Interno (PBI) para este año.


El Gobierno enfrenta un dilema entre cumplir con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y evitar el malestar social de los jubilados, que podrían ver reducidos sus ingresos por debajo de la inflación.

 

Según distintas consultoras, el recorte en el gasto previsional podría ser mayor al estimado por el ministro de Economía, Luis Caputo, quien anticipó que sería del 0,8% del Producto Bruto Interno (PBI) para este año.

 

Sin embargo, especialistas aseguran que el ajuste podría estar más cerca del 2% del PBI, lo que implicaría una pérdida de poder adquisitivo para los más de 7 millones de jubilados y pensionados del país.

 

El Gobierno no ha definido aún una nueva fórmula de actualización de los haberes, luego del fracaso de la Ley Ómnibus en el Congreso, que incluía una modificación del índice de movilidad jubilatoria.

 

Por ahora, rige el decreto de diciembre de 2023, que establece una suba del 5% para marzo y otra del 5% para junio, sin contemplar la inflación ni el crecimiento de los salarios.

 

Las consultoras coinciden en que, de mantenerse este esquema, el gasto previsional caería del 6,8% del PBI en 2023 al 5% en 2024, lo que representaría un ahorro fiscal de casi 2 puntos del PBI.

 

Sin embargo, este ahorro tendría un costo social elevado, ya que los jubilados perderían entre el 25% y el 30% de su poder de compra en relación con 2023, según los cálculos de Eco Go y PxQ.

 

Además, se produciría una "licuación perversa" de los haberes, según advierte Marina Dal Poggetto, directora de Eco Go, ya que los jubilados que cobran más de la mínima serían los más perjudicados.

 

El Gobierno intenta compensar esta situación con el otorgamiento de bonos extraordinarios, pero estos no alcanzan a cubrir la brecha inflacionaria ni a mejorar la distribución del ingreso.

 

El desafío del Gobierno es encontrar una fórmula que le permita cumplir con el FMI, que exige un ajuste fiscal de 4,5 puntos del PBI para 2024, y al mismo tiempo evitar el descontento de los jubilados, que representan un sector clave del electorado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias