domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Nacional | 5 feb 2024

Política

Debate en particular de la Ley Ómnibus: Acuerdos y discrepancias

Sucinto repaso por la actualidad en torno al debate del proyecto de Ley Ómnibus en la Cámara de Diputados de la Nación.


Luego de una trabajosa aprobación por 144 a 109 votos en Diputados del proyecto de Ley Ómnibus en general, el oficialismo se encuentra ante el desafío de lograr una ídem en particular.

 

El bloque de La Libertad Avanza buscará alcanzar acuerdos con los bloques dialoguistas de la Cámara de Diputados en los artículos que mantienen discrepancias referidos a facultades delegadas, privatizaciones y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

 

En materia de apoyos al proyecto, sólo destaca el del PRO, quienes aparentemente acompañarían el proyecto en su totalidad tal como fue votado en general. Sin embargo, muchos de esos apoyos originarios, distan de tener consenso en sectores de la UCR, de Hacemos Coalición Federal y de Innovación Federal, quienes manifestaron públicamente su rechazo a varias de las medidas diagramadas en el marco normativo en cuestión.

 

Más allá de la afirmación del ministro del Interior, Guillermo Francos, quien declaró ante la prensa este sábado que están "prácticamente todos bastante cerrados" los acuerdos; se tomó conocimiento público de reuniones que mantendrán durante esta mañana con los diversos espacios “dialoguistas” que conforman el cuerpo de la cámara baja.

 

"Quedan algunos temas para terminar de acordar en particular, pero no muchos. Prácticamente está todo bastante cerrado", luego aclaró Francos en declaraciones a radio Mitre.

 

Las principales discrepancias:

Primeramente, el debate pasa no por la concesión o no de facultades delegadas, sino por la extensión de las mismas. Nicolás Massot, en declaraciones a El Fin de la Metáfora por Radio Con Vos, confirmó en esa línea que la tradición de gobierno en el país comprende en las últimas décadas la sesión, en mayor o menor medida, de estas opciones de legislación por parte del poder ejecutivo. Desde el sector de la UCR coincidían, hasta ese mismo día, en esas definiciones del bahiense ex PRO.

 

La otra gran discrepancia es en materia de coparticipación. Esta es, quizás, la única carta de negociación que aún mantiene el oficialismo para intentar atraer voluntades de aquellos legisladores que responden a las provincias (y por la cual es el único artículo de la reforma fiscal que no se quitó del proyecto). El reclamo de estas es en relación con la posibilidad de “coparticipar” el Impuesto País, que tiene una recaudación de unos 500 mil millones, y que podría suplir el impacto de la suba del piso de ganancias estructurado por la gestión de Sergio Massa. Sin embargo, el mismo es una de las claves del acuerdo conformado con el Fondo Monetario Internacional días atrás.

 

 

Finalmente, el otro tema que genera mayores rispideces es el relativo a la privatización de diversas empresas nacionales (uno de los que mayores desprolijidades en materia de tratamiento legislativo contrajo). Aún hoy, a horas del debate en particular, se desconocen cuáles serían aquellas separadas del conjunto dispuesto a venderse y cuales serían excluidadas (total o parcialmente).

 

La única certeza del tema es que muchos espacios coinciden en la inviabilidad de aprobar las privatizaciones de aquellas consideras estratégicas como YPF, ARSAT, Nucleoeléctrica, Casa de Moneda, Banco Nación y Dioxitec. Lo llamativo de esta lista que circula en off, es la opción de cesión de Ferrocarriles Argentinos, algo prácticamente abandonado en todo el mundo y que aquí, en la década del 90, estructuró un deterioro total en el servicio (y la eliminación de tramos aun hoy no recuperados).

 

Finalmente, permanece como una total incógnita el futuro del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de ANSES que volvió al plexo normativo aprobado cuando todas las versiones indicaban que se iba a excluir del debate.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias