domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Internacional | 4 feb 2024

Israel ataca el cuartel general de Hamás en Gaza y los rebeldes hutíes amenazan con represalias

El ejército israelí ha lanzado este domingo una operación militar contra el cuartel general de la brigada Hamás de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza


El ejército israelí ha lanzado este domingo una operación militar contra el cuartel general de la brigada Hamás de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, donde se encontraba un centro de entrenamiento y las oficinas de su comandante, Mohamed Sinwar, hermano del líder de la milicia palestina dentro de Gaza, Ismail Haniyeh. Según un comunicado de las fuerzas israelíes, el complejo era la base principal de esa brigada, una de las más poderosas del brazo armado de Hamás, y allí se planificó y se entrenó a miembros de la milicia para los ataques del 7 de octubre, cuando se lanzaron más de 400 cohetes contra Israel desde Gaza, causando la muerte de 13 personas y decenas de heridos.

 

El ejército israelí ha afirmado que la operación ha sido "precisa y exitosa" y que ha destruido el cuartel general y las infraestructuras militares de Hamás, así como varios túneles subterráneos usados por los milicianos. Sin embargo, no ha proporcionado información sobre posibles víctimas mortales o heridos entre los miembros de Hamás o la población civil. Por su parte, Hamás ha confirmado el ataque israelí y ha acusado al Estado judío de "escalar la agresión" y de "violar los derechos del pueblo palestino". También ha advertido que "la resistencia no se quedará de brazos cruzados" y que "responderá con fuerza y determinación a cualquier agresión".

 

Mientras tanto, en el mar Rojo, el portavoz militar de los rebeldes hutíes de Yemen, Yehya Sarea, ha declarado que los ataques de Estados Unidos y Reino Unido contra sus posiciones "no quedarán sin castigo", después de que Washington y Londres atacaran por tercera vez de forma conjunta la noche del sábado 36 objetivos militares de los insurgentes, incluyendo bases aéreas, depósitos de armas, centros de comunicaciones y sistemas de defensa antiaérea. Según Sarea, los ataques han causado "daños materiales y humanos" y han demostrado que "Estados Unidos y Reino Unido son parte de la agresión contra Yemen y sus aliados de la coalición liderada por Arabia Saudí". Asimismo, ha asegurado que los hutíes tienen "el derecho a defenderse y a responder a cualquier agresión con todos los medios disponibles".

 

Los ataques de Estados Unidos y Reino Unido se producen después de que los rebeldes hutíes reivindicaran el lanzamiento de varios misiles y drones contra objetivos militares y civiles en Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos e Israel, en lo que calificaron como una "operación conjunta" con Hamás y otros grupos palestinos. Los hutíes, que controlan la capital yemení, Saná, y gran parte del norte y el oeste del país, llevan años enfrentados al gobierno reconocido internacionalmente, que cuenta con el apoyo de una coalición árabe encabezada por Arabia Saudí. El conflicto ha causado la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU, con más de 230.000 muertos, millones de desplazados y una hambruna que amenaza a la población.

 

Por otro lado, fuentes médicas gazatíes han denunciado que un bombardeo israelí ha matado a dos personas y herido a decenas en una guardería en Rafah, en el sur de Gaza, cerca de la frontera con Egipto. Según los testigos, el ataque se produjo cuando los niños estaban jugando en el patio del centro. Las víctimas mortales son una niña de cuatro años y una mujer de 25 años, que trabajaba como cuidadora en la guardería. Los heridos han sido trasladados al hospital más cercano, donde algunos se encuentran en estado crítico. El Ministerio de Sanidad de Gaza ha elevado a más de 27.300 el número de palestinos muertos desde el 7 de octubre, cuando se inició la actual escalada de violencia entre Israel y Hamás, que ha provocado también más de 100.000 heridos y unos 300.000 desplazados internos.

 

La comunidad internacional ha expresado su preocupación por la situación en Oriente Medio y ha instado a las partes en conflicto a cesar la violencia y reanudar el diálogo. El secretario general de la ONU, António Guterres, ha condenado "en los términos más enérgicos" los ataques contra civiles y ha pedido "el máximo respeto al derecho internacional humanitario". Asimismo, ha reiterado su llamamiento a un "alto el fuego inmediato y sin condiciones" y ha ofrecido el apoyo de la ONU para facilitar una solución política al conflicto. Por su parte, el papa Francisco ha hecho un llamamiento a la paz y ha pedido "orar por las víctimas, especialmente por los niños". También ha expresado su cercanía con "todos los que sufren por la violencia y la guerra" y ha instado a "construir puentes, no muros".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias