domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Ciencia Y Tecnología | 30 ene 2024

La prueba en humanos del chip cerebral de Elon Musk fue exitosa

El aparato, que fue pensado con el fin de generar la movilidad en personas cuadripléjicas, desarrollado por Neuralink bajo el mando del magnate, funcionó exitosamente en una persona.


La empresa de neurotecnología cofundada por Musk en 2016 tiene como objetivo construir canales de comunicación directos entre el cerebro y las computadoras a través de dispositivos complejos que buscan mejorar la vida de las personas afectadas en su movilidad.

 

Neuralink asegura ser prometedor para la medicina del futuro. En un avance científico que busca cambiarle la vida a las personas cuadripléjicas, el multimillonario y emprendedor, Elon Musk, anunció al mundo que su startup Neuralink logró implantar un chip cerebral en una persona en forma exitosa y “con resultados prometedores”.

 

La ambición es potenciar las capacidades humanas, tratar trastornos neurológicos como la ELA o el Parkinson y tal vez algún día lograr una relación simbiótica entre los humanos y la inteligencia artificial.

 

El chip llamado N1 tiene 8 milímetros de diámetro y presenta cables que se comparan en tamaño con las neuronas del cerebro, que es el equivalente al diámetro de un cabello dividido por 10 (Neuralink).

 

“El primer ser humano recibió ayer un implante de Neuralink y se está recuperando bien. Los resultados iniciales muestran una prometedora detección de picos neuronales”, dijo Musk en una publicación en X, la red social de la que es propietario y que antes se conocía como Twitter.

 

La noticia se da a conocer luego de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) autorizara en mayo del año pasado a la empresa de Musk a llevar a cabo experimentos en humanos con su innovadora tecnología Telepathy, ya probada en monos hace tres años en forma exitosa.

 

Según Musk, Telepathy permitirá “controlar el teléfono o el computador, y a través de ellos casi cualquier dispositivo, con sólo pensar. Los primeros usuarios serán personas que hayan perdido la funcionalidad de sus extremidades”.

 

“Imagínese que Stephen Hawking pudiera comunicarse más rápido que un mecanógrafo o un subastador. Ese es el objetivo”, agregó el empresario, haciendo referencia al fallecido científico británico que padecía de enfermedad motoneuronal.

Cómo es el chip que permite el movimiento con la mente

La operación a cargo de un robot consiste en insertar un chip del tamaño de una moneda en el cerebro con 64 hilos finos (Neuralink)

 

El chip llamado N1 tiene 8 milímetros de diámetro y presenta 64 cables ultrafinos llamados hilos, que se comparan en tamaño con las neuronas del cerebro, que es el equivalente al diámetro de un cabello dividido por 10. Estos cables albergan electrodos y aislamiento.

 

“Los hilos de nuestro implante son tan finos que no pueden ser insertados por la mano humana. Nuestro robot quirúrgico ha sido diseñado para insertar estos hilos de manera confiable y eficiente exactamente donde deben estar”, explicó Neuralink.

 

El procedimiento quirúrgico consiste en que un robot realiza una incisión de 2 milímetros que se dilata a 8 milímetros, dejando expuesto el cráneo del paciente, donde va colocado el chip. Según había dicho Musk, la operación de instalación puede demorar hasta dos horas y el usuario puede estar bajo anestesia parcial durante toda la cirugía.

 

El chip se implanta en el cerebro evitando tocar ninguna vena o arteria, gracias al intrincado diseño del robot. La tecnología de Neuralink funciona principalmente a través de un implante llamado “Link”, un dispositivo del tamaño de cinco monedas apiladas que se coloca dentro del cerebro humano mediante esta cirugía invasiva.

 

La empresa afirma que estos 64 hilos conectados al chip permiten que su implante experimental -alimentado por una batería que puede cargarse de forma inalámbrica- registre y transmita señales cerebrales también de forma inalámbrica a una aplicación que decodifica cómo pretende moverse la persona.

El chip de Neuralink funciona captando las señales eléctricas que se producen en el cerebro cuando la persona piensa o hace algo. Los hilos muy finos tienen electrodos que se insertan en diferentes zonas del cerebro según lo que se quiera medir o estimular. El chip se comunica con una computadora por medio de un dispositivo inalámbrico que se coloca detrás de la oreja. Así, se puede enviar y recibir información entre el cerebro y la computadora, lo que permite controlar dispositivos externos o modificar el funcionamiento cerebral.

 

El objetivo, explicó la compañía, es “restaurar la independencia y mejorar vidas, hemos creado una experiencia BCI (experiencia total) que permite un control informático rápido y confiable y prioriza la facilidad de uso. Tiene la capacidad de controlar computadoras, teléfonos inteligentes y varios otros dispositivos sin tocarlos”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias