domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Nacional | 26 ene 2024

Importadores acceden al dólar oficial y presionan sobre las reservas

El nuevo sistema SEDI cumple un mes y libera el acceso al MULC para la mayoría de los bienes importados, salvo automotores y productos farmacéuticos.


El Gobierno implementó hace 30 días el nuevo sistema para importaciones SEDI, que reemplazó a las SIRAS y permitió a los importadores acceder al Mercado Unido Libre de Cambios (MULC) a valor dólar mayorista oficial, (salvo en el caso de automotores) que hasta ayer cotizaba a $823,6 por unidad, aunque deben pagar el correspondiente impuesto PAIS que pasó del 7% al 17,5%.

 

La medida, que busca facilitar el comercio exterior y reducir la brecha cambiaria, entró en vigencia el 13 de diciembre pasado mediante la comunicación a 7917 del Banco Central, que liberó el acceso aunque estableció plazos. Así, combustibles y la energía eléctrica pudieron acceder de manera inmediata, pero para el resto de los bienes (salvo automotores y productos farmacéuticos) se estableció que el pago sería realizado un 25% desde los 30 días corridos; 25% adicional desde los 60 días corridos; otro 25% adicional desde los 90 días corridos; el restante 25% desde los 120 días corridos.

 

Si bien es cierto que el Gobierno ya había autorizado a quienes tenían Siras aprobadas a acceder desde el 13 de enero a las divisas del Banco Central, desde este viernes el organismo deberá enfrentar en forma creciente las demandas de los importadores que se libraron de cualquier restricción, salvo el pago del impuesto.

 

La novedad se suma al anuncio que el BCRA y el Ministerio del Interior realizaron el jueves que autoriza al 80% de las mipymes que se registraron en el Padrón de deudores con proveedores del exterior a comprar dólares en el MULC a partir de febrero para cancelarlas, siempre que el monto no supere los US$ 500.000.

 

Se trata de cerca de 10.000 empresas pymes y otras importadoras que presionarán a partir de este viernes sobre las reservas del Banco Central, que cerraron el jueves en US$ 43.503 millones, según el último informe oficial.

 

El Gobierno espera que el nuevo sistema SEDI contribuya a mejorar la balanza comercial, que en 2023 registró un superávit de US$ 12.528 millones, según el Indec, y a aliviar la tensión cambiaria, que se refleja en el dólar blue, que ayer se vendía a $1.200 en el mercado informal.

 

Sin embargo, algunos sectores empresariales expresaron su preocupación por el impacto que tendrá el impuesto PAIS sobre sus costos y la falta de previsibilidad para planificar sus operaciones. Además, reclamaron que se incluya a los automotores y los productos farmacéuticos en el beneficio del acceso al dólar oficial, ya que son bienes esenciales para el desarrollo económico y social del país.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias