jueves 29 de febrero de 2024 - Edición Nº1912

Regional | 22 may 2023

Neuquén

Prevén que en 25 meses La Planta de Agua Pesada (PIAP) podría volver a exportar

En Neuquén no solo creará nuevos puestos de trabajar directo e indirectos, sino que es un recurso clave para el ingreso de divisas en el país. Este insumo es clave para la operación de las centrales nucleares. 


Mediante una inversión del Gobierno nacional, la Planta Industrial de Agua Pesada prevé retomar en un plazo estimado en alrededor de 25 meses la producción local, sustituir las importaciones y transformar al país en un exportador de alto valor agregado.

 

Tal es así que la PIAP prevé retomar en un plazo estimado en alrededor de 25 meses la producción local de un insumo clave para la operación de las centrales nucleares, sustituir las importaciones y transformar al país en un exportador de alto valor agregado. Esta planta se encuentra a unos 55 kilómetros de la capital provincial, que mediante un inmenso entramado de cañerías tiene el potencial de producir 250 toneladas de agua pesada para las centrales atómicas, un desarrollo de conocimiento que permite controlar el ciclo de combustibles nucleares.

 

En cuanto a la producción, se estima que con las actuales centrales se requerirán reponer unas 20 toneladas de agua pesada al año en la Central de Embalse por los próximos 25 años, por otros 20 años en Atucha I que encarará el año próximo su extensión de vida, y por unos 50 años en Atucha II, la más joven de las tres.

 

El agua pesada que produce la PIAP es un agente moderador de la reacción nuclear en los reactores que utilizan uranio natural como combustible: Los neutrones generados en una fisión nuclear poseen alta velocidad, por lo que la misión del agua pesada consiste en aminorarla, en el núcleo del reactor.

 

A diferencia del agua común que tiene dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, el agua pesada está formada por dos átomos de deuterio y uno de oxígeno y físicamente un litro pesa 1.105 gramos, hierve a 101.4 grados y se congela a 4 grados centígrados.

 

Esta imponente planta química la componen 20 000 toneladas entre máquinas, equipos y cañerías: 7.000 toneladas de estructuras metálicas, 75.000 metros cúbicos de hormigón, 650 kilómetros de cables y 20.000 metros cuadrados cubiertos.

 

Tiene además, 300 bombas de diferentes tipos, 250 intercambiadores de calor, 240 recipientes.90 compresores, 13 reactores y más de 500 motores eléctricos para una potencia instalada de 90 Mw.

 

Ese desarrollo técnico permite afrontar el desafío de producir agua pesada para lo cual es necesario procesar enormes volúmenes de agua común para concentrar el deuterio: un litro de agua pesada implica el procesamiento de 20 000 litros de agua común.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias