sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Interés General | 15 may 2023

Salud

La OMS advierte y desaconseja el uso de edulcorantes artificiales no azucarados

La nueva directriz publicada por la Organización Mundial de la Salud desaconseja el uso de edulcorantes azucarados y desestima sus beneficios a largo plazo.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha resuelto en una nueva directriz desaconsejar el uso de edulcorantes azucarados, desestimando su uso para controlar el peso corporal o reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles (ENT).

 

Existen evidencias que indican que el uso de estos endulzantes de composición artificial non confiere ningún beneficio a largo plazo en relación con la reducción de grasa corporal en niños o adultos. Los resultados de la revisión también sugieren que puede haber posibles efectos indeseables de su uso a largo plazo, como un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y mortalidad en adultos.

 

"La sustitución de azúcares libres por edulcorantes no ayuda a controlar el peso a largo plazo. Las personas deben considerar otras formas de reducir la ingesta de azúcares libres, como consumir alimentos con azúcares naturales, como la fruta, o alimentos y bebidas no azucarados", dijo Francesco Branca, Director de Nutrición e Inocuidad de los Alimentos de la OMS.

 

"Los edulcorantes sin azúcar no son factores dietéticos esenciales y carecen de valor nutricional. Las personas deberían reducir totalmente el dulzor de la dieta, desde una edad temprana, para mejorar su salud”, agregó.

 

Sin embargo, la advertencia no aplica para aquellas personas que padezcan enfermedades como la diabetes preexistente.

 

Entre los edulcorantes no nutritivos más comunes se encuentran el acesulfamo-K, el aspartamo, el advantamo, los ciclamatos, el neotamo, la sacarina, la sucralosa, la estevia y los derivados de la estevia.

 

La recomendación no se aplica a los productos de higiene y cuidado personal que contienen edulcorantes no azucarados, como dentífricos, cremas para la piel y medicamentos, ni a los azúcares y alcoholes de azúcar (polioles) bajos en calorías, que son azúcares o derivados del azúcar que contienen calorías y, por tanto, no se consideran edulcorantes no azucarados.

 

Debido a que el vínculo observado en la evidencia entre los edulcorantes no azucarados y los resultados en enfermedad podría estar confundido por las características basales de los participantes en el estudio y los complicados patrones de uso de estos edulcorantes, la recomendación se ha evaluado como condicional, siguiendo los procesos de la OMS para el desarrollo de directrices.

 

Esto indica que las decisiones políticas basadas en esta recomendación pueden requerir un debate sustantivo en contextos nacionales específicos, vinculados, por ejemplo, al alcance del consumo en diferentes grupos de edad.

 

La directriz de la OMS sobre los edulcorantes no azucarados forma parte de un conjunto de directrices existentes y futuras sobre dietas saludables cuyo objetivo es establecer hábitos alimentarios sanos para toda la vida, mejorar la calidad de la dieta y disminuir el riesgo de ENT en todo el mundo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias