viernes 03 de febrero de 2023 - Edición Nº1521

Internacional | 9 ene 2023

Brasil

Lula se refirió al intento de Golpe de Estado abriendo una investigación sobre quienes financiaron los hechos de violencia

Este domingo miles de personas ingresaron al Congreso nacional y a Casa de Gobierno destrozando todo lo que habìa a su alrededor. La gran mayoría se identificaron como fieles seguidores del ex Presidente Jair Bolsonaro.


Una vez más, la radicalización de la política provoca hechos violentos y en esta oportunidad ocurrió en la capital Brasilia de Brasil, cuando miles de personas acudieron al Congreso Nacional y a la Casa de Gobierno, donde ingresaron con la premisa de "tomar el poder" rompiendo todo a su alrededor y pidiendo que las fuerzas armadas gobiernen el país. Este intento de golpe de Estado provocado por los seguidores del ex presidente Jair Bolsonaro, se asemeja a lo ocurrido en 2021 cuando miles de personas atacaron el Capitolio en los Estados Unidos. Ante los hechos, el actual mandatario, Lula Da Silva, dijo que se investigará quienes financiaron este intento de golpe. 

 

El mandatario manifestó que "los golpistas que promovieron la destrucción de bienes públicos en Brasilia están siendo identificados y serán sancionados. Mañana retomamos labores en el Palacio del Planalto. Democracia siempre. Buenas noches".

 

 

Luego de los hechos de violencia que se registrados en esos despachos durante la tarde del domingo, los cuerpos de seguridad se apostaron en las inmediaciones para evitar un nuevo ataque por parte de los seguidores de Bolsonaro.

 

La Fiscalía, la Policía y el Ministerio de Relaciones Institucionales del gigante sudamericano coincidieron en la necesidad de dar con los responsables de las acciones registradas este domingo en el Congreso, el Palacio presidencial y la Corte Suprema.

 

Luego de las palabras del Presidente recién asumido a su cargo, las autoridades brasileñas empezaron rápidamente a lanzar investigaciones y medidas judiciales desde la noche del domingo, luego del asalto de seguidores del ex presidente al Congreso, el Palacio presidencial y la Corte Suprema, en un ataque condenado por la comunidad internacional.

 

Además, un juez de la Corte Suprema de Brasil apartó de su cargo al gobernador del Distrito Federal de Brasilia, Ibaneis Rocha, por 90 días, tras el asalto de este domingo de miles de radicales bolsonaristas a las sedes de los tres poderes para intentar derrocar al mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

 

Cientos de representantes de la política a nivel mundial y distintos actores relevantes repudiaron los hechos. 

 

Por su parte, el Papa Francisco condenó el “debilitamiento de la democracia” en América, citando el asalto a edificios gubernamentales en Brasil, en su discurso anual de Año Nuevo a los embajadores.

 

“En muchas áreas, un signo del debilitamiento de la democracia es el aumento de la polarización política y social, que no ayuda a resolver los problemas urgentes de los ciudadanos”, dijo Francisco. El pontífice citó “varios países de América donde las crisis políticas están cargadas de tensiones y formas de violencia que exacerban los conflictos sociales”.

 

Cristina Fernández de Kirchner expresó que "quienes creemos en lo nacional, popular y democrático debemos darnos además un análisis profundo y descarnado frente a este fenómeno que más allá de la existencia de organizadores, financiadores y responsables (que siempre los hay)".

 

También el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, dijo que "condeno el asalto a la democracia por la transferencia pacífica del poder en Brasil. Las instituciones democráticas de Brasil cuentan con todo nuestro apoyo y la voluntad del pueblo brasileño no debe ser socavada. Espero seguir trabajando con Lula".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias